Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


15.9.03  :: 17:17

Irene es una mujer proyecto delgada, alta y de ojos negros como la impiedad. Para ella, incluso cuando se acabó nuestra relación laboral, que nunca la de amistad (ésa solo la hemos dejado suspendida, colgada del armario donde cuelgan las cosas de su beba), siempre he sido su JefaJefa, dicho con esos negros ojos desafiantes y voz mordaz. En el fondo de su acre alma de ex chica banda titulada, magnífica ingeniera, lo que siente por mí es hasta tierno. ¡Ah, qué dura vieja, que no se cree ni sus propios pretextos! Un día me invitó a comer con cierta insistencia. Acepté y vino por mí. Bajamos hasta el estacionamiento y abordamos un flamante carrodesos. No era un Lamborghini, pero sí un auto sobradamente soberbio. Había que subir una rampa. Nosotras en posición. Carro atras, carro adelante, ya el clutch, ya el acelerador, violentos cabeceos. Finalmente logró subir entre un rechinón de llantas y el rugido desbocado del motor. Una vez en la calle, me animé a preguntarle si el automóvil era nuevo. Lo había comprado hacía dos días. Le pregunté también si había tomado clases de manejo. Ahí fue que pálida, decidí ajustarme el cinturón. Cuando lo fue a recoger a la agencia, igual que esta vez y sin previo entrenamiento, pero con alguna remota noción, lo sacó a rodar por Periférico, la vía rápida que circunda la ciudad. Para ella, de rápido aprendizaje, esa fue suficiente preparación.

|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat