Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


28.11.03  :: 21:59

De niña solía jugar sola. Otras niñas y yo no hablábamos el mismo idioma, y los niños con los que hablaba, solo lo hacían estando a solas. Extraña como era, me ideé los juegos que me entretuvieran. Juegos cuyo trazo persiste aún ahora, dando cauce a algunos de mis actos.

Hallar el corazón de mis muñecas, además de inútil y caro, fue también la más frustrante de mis fantasías, si es que fantasía era. El ritual para desentrañarlas, indicaba un afeite antes de arrancarles la cabeza. A la desilusión de hallar una vez más otra vacía, le seguía en desinterés por lo que de sus restos fuera. Así me quedé huérfana de muñecos, casi al mismo tiempo que comprendí lo que era la fantasía.

Tratándose de mezclas, siempre me gustó olvidarme de recetas, y combinarlo todo con poca inteligencia y mucha esperanza de que algún milagro sucediera. Mi mejor hazaña fue lograr que la mezcla de residuos de un inocente juego de química para princesas, explotara sin causar bajas, aunque dejando el techo lleno de astillas engomadas. Justo como cuando hoy día, si invito a cenar espero, que algo más sabroso que diarreico, consiga guisarse en mi cocina.

Pero mi juego favorito ha sido siempre jugar a la casita. Y las casitas que organizo se caracterizan, por ser más mucho más escenografías donde mis historias cobran vida, que por ser espacios domésticos. Me gustan los multifuncionales, desafortunadamente: muebles que se hagan chicos, grandes; que roten, que al unirlos o separarlos puedan ser utilizados con más de un objeto. Sillones que puedan ser camas, camas que sean tarimas, cajones que sean bancos. Me gusta disponer de ellos libremente y recrear mis espacios. Desafortunadamente, digo, porque de tanto que son, terminan por no ser bien nada.

Todo esto lo pensaba mientras avistaba, en Santiago y en Valparaíso, las casas barco de Neruda, capitán de tierra adentro.

|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat