Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


28.3.04  :: 19:05

Elì, Elì, lemà sabachtàni

Ayer fui a ver La Pasión de Cristo. Me quedé pensando cual será la más reciente de las obras de arte sacro. ¿Sigue habiendo arte sacro? La imagen de Jesús me recordó a los cristos clásicos y a las dolorosas, de nombres a veces tan poéticos: el cristo del retiro, el del cacao, el del destierro. Yo tengo mi favorita, el Cristo del Veneno. Es una escultura de madera oscura de la que se cuenta que, cuando alguien durante la época colonial quiso envenenar a otro, se tornó negra porque milagrosamente la imagen absorbió el veneno. Creo que en el mundo hay muchos cristos del veneno, al menos en México hay uno en catedral, otro en Tlalneplantla, cuna de Sor Juana Inés de la Cruz, y otro en Morelia. Todas de ébano. Sin embargo, las imágenes que la película me hizo recordar son las policromas, tan explícitas, y bien miradas, tan realistas. Supongo que en esos siglos la visión de las carnes infectas o heridas debió ser más próxima, menos fantástica. La tortura y las enfermedades eran más cercanas. Es decir, lo siguen siendo, pero las mantenemos a raya. Nos hemos acostumbrado, al menos en este y el anterior siglo, a ver al cuerpo, como si fuera natural, lo más íntegro posible y a que el dolor sea algo que le pasa a otros, y a que las heridas sean de utilería. Un detalle que me impresionó de la película, la atención puesta en las dentaduras.

El hecho de que Gibson no quisiera que la película llevara subtitulos (es una delicia escuchar hablar arameo y latín), me recordó una primera clase de "religión" que llevé en el cole. El teacher llegó, un canadiense con un español apenas si incipiente, y viendo a un montón de adolescentes que se aprestaban a tomarle el pelo, dijo "Señores, ¿saben rezar? ¿les interesa? Si quieren, ya tienen edad para aprenderlo solos. Aquí vamos a ver cosas un poco diferentes”, y nos dio a leer a Nietzche.

La frase puesta allá arriba es « Padre, padre ¿porqué me has abandonado? »

|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat