Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


22.3.04  :: 02:10

El Zócalo

La costumbre de llamar en México zócalo a la plaza principal de algunas ciudades, tiene que ver con una columna de la que nunca se erigió otra cosa que justamente eso, su zócalo, en la explanada central de la ciudad de México, ombligo capitalino y punto de referencia obligado, la plaza más grande de occidente, solo menor frente a la Plaza Roja de Moscú; que fuera inicialmente llamada Plaza Mayor y luego, a partir de 1812, Plaza de la Constitución.

Dicha plaza fue trazada sobre el antiguo espacio ceremonial, político y religioso, de Tenochtitlan, para albergar a los comerciantes españoles llegados inmediatamente después de la conquista, "tan amplia la plaza que no sea preciso llegar a vender nada a otra parte", en palabras de su constructor.

La Plaza Mayor como mercado, predominó sobre el prehispánico Mercado de Tlatelolco, del que los cronistas refieren que era Tenochtitlanconcurrido a diario por más de 25,000 mercaderes y que se ubicaba en las mismas calles donde se aglutinan hoy seguramente muchos más ambulantes; desde las proximidades del Templo Mayor, sobre cuyas ruinas se edificó la Catedral, hasta la Lagunilla, que recibió ese nombre por ser la rada donde convergían los canales que eran las vías de comunicación fluvial por donde llegaban las mercancías al islote central de Tenochtitlan.

Alrededor de la Plaza Mayor, se edificaron otras construcciones como el Parian, el Portal de los Mercaderes, y la Alhóndiga, todas instituciones mercantiles, inclusive el Palacio Virreinal, que constituyeron el núcleo de la actividad comercial de la Nueva España. A finales del siglo XVIII el nuevo virrey, el Segundo Conde de Revillajigedo, trasladó a los mercaderes a la Plaza del Volador, también próxima al canal mayor, y mandó limpiar y nivelar esta plaza para embellecerla como parte de los trabajos de modernización y reordenamiento de la ciudad ordenados por los Borbones.

Debido a las obras de nivelación, en 1791 se descubrió enterrado bajo la plaza el enorme Calendario Azteca y ello dio origen a la arqueología urbana mexicana, puesto que para ese año era ya sólo una mera sospecha que bajo el primer cuadro de la ciudad yacían las ruinas demolidas del Templo Mayor de los aztecas.

Al zócalo, construido en 1840 por Santa Ana a fin de erigir en la Plaza de la Constitución la Columna de la Independencia, también se lo tragó el tiempo y la evolución urbana, pero en el mote dado a la plaza y en la acepción que se le da a la palabra, quedó el testimonio popular de su absurda existencia.

|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat