Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


8.5.04  :: 13:45

Circe de barro negro, la Didjazá, se asomó al espejo. Como es adentro es afuera, pensó, como es afuera es adentro, y lo pensado le ocupó desde la base del cráneo hasta las cuencas de sus ojos negros. Escapa de tus maldiciones, le recordaba un eco. ¡Levanta el brazo! ¡Piensa que ya lo has hecho! En su interior, el pensamiento reiterado cobró cada vez más fuerza: como es adentro es afuera, como es afuera es adentro. Su rival la miró curiosa, ella la estudió con detenimiento. Cuando se cruzaron sus miradas, ambas se sonrieron. Levanta el brazo, recordó a alguno decirle, y sin dejar de mirarla - ¡Piensa que ya lo has hecho! – se cargó el cristal con un golpe bruto de la pieza de obsidiana que había traído consigo exprofeso. El rostro al otro lado se desfiguró primero, luego cayó hecho añicos; ella los vio en el suelo y le parecieron solo pedazos de vidrios de colores los que la aprisionaron siete años, siete, los mismos que uno necesita para renovar cada órgano, cada centímetro de piel, cada hueso. Como es adentro es afuera, como es afuera es adentro. Una nueva Circe hace su incursión en el mundo a través del óvalo hueco dejado por el espejo.

|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat