Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


20.7.04  :: 03:51

1
Te canto La Malagueña y tú me cierras la ventana. Te silbo de contento y tú me cierras la ventana. Callo y abres la ventana. Apenas, nada como para que me veas, pero desde ahí me lanzas un beso y un gesto que abraza. Yo correspondo al beso y tú me tiras una flor, pasan los minutos y me regalas un rayo de sol. Yo te digo hellooouuu, y tú me cierras la ventana. Al rato apareces con un café y con un guiño me indicas que quieres jugar damas.

2
Siempre que GRACIAS ONCE CALDAS aparece en la ventana, yo le pregunto como va el día y él me contesta con el marcador del último partido. Si ganó el River, bien. Si perdió la selección argentina, también (Bielsa le caga tanto, dice, que hasta cantó el gol mexicano. Y, ¿porqué no? Después de todo, a la selección mexicana la dirige otro argentino). Charlando con él me he enterado de que ser hincha es un trabajo. Un trabajo como casi cualquier otro, de tiempo completo y con vacaciones pagadas, y con boletos de avión incluidos para ir a apoyar al equipo (por ejemplo, proximamente contra los Pumas en Pasadena). Para ora que regrese a Buenos Aires ha prometido invitarme al estadio (sí, ya me han dicho, que nomás no vaya a ser con la hinchada). ¿Cómo llegó él a mi ventana? No lo sé. Un buen día apareció entre mis contactos, así nomás, salido de la nada.

3
Cuidado!!!!!!! histérico suelto!!!!!!! aparece rara vez gracias a que no siempre tiene dinero para un cybercafé. Aunque tiene más de veinte, aún no supera ni emocional ni economicamente la edad de la desgracia. Este es su mejor nick, los otros siempre hablan de suicidio y de suicidio es de lo que siempre habla. La verdad es que lo hace bien y como tampoco me quita mucho el tiempo, pues yo le digo que no, que lo piense, aunque si insiste en un mismo día más de tres veces, mejor lo dejo; no vaya a ser que me agarre cansada y en una de esas hasta le aplauda entusiasmada a este enamorado de la muerte. Pero, ¿quién es él? N.P.I. (no poseo información) Aunque estoy segura que él contestaría que se trata de un error.

4

Mi querida blablaka, antes de enojarte debieras darle a mi paciencia las gracias por encontrar aún tu cuenta de correo intacta. De otra forma, esta mujer o esta loca, desesperada como estaba por hablar con alguien, pudo haberte causado un severo daño. ¿Te imaginas si cuando la descubrí en mi ventana haciéndose pasar por ti, le hubiera yo exigido que abandonara tu cuenta ipso facto? Me imaginé en sus zapatos, me imaginé sola, dolida y con ganas de cortar corbatas y de romper platos. Pensé que podría enojarse tanto que podría arremeter contra tu lista de direcciones o vaciar las listas de tus mensajes o cambiarte el password. Así que conversamos hasta que la logré convencer de abandonar tranquilamente tu cuenta (¡bruta! ¿cómo la dejas abierta?) y abrirse una propia. Nunca te hubieras enterado, sino fuera porque es tan linda que hasta te ha escrito una nota invitándote un café, relatándote lo sucedido y dándote las gracias por compartir tus contactos. ¡Y tú que la regañas!

|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat