Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


6.9.04  :: 14:37
« Si hay algo indignante en las reflexiones que los hechos de estas horas suscitan, ese algo es la reaparición espectacular de las abruptas simplificaciones ... si ya sabemos que Al Qaeda está por detrás de todos los males, para qué reflexionar, entonces, sobre lo que ocurre en Chechenia. », Carlos Taibo, El País.

El chechenio es un pueblo indígena de las escarpadas montañas del Caúcaso, entre los mares Negro y Caspio, cuyo pecado es ser una pieza incontrolable del rompecabezas étnico que puebla un enclave militar y económicamente estratégico para las potencias que le rodean.

Desde 1859, año en que la Rusia zarista logró anexarse su territorio, este pueblo rebelde ha sido sometido a cuanta represión sea imaginable - persecuciones, desapariciones, tortura, violaciones -, lo que no ha logrado sino exacerbar su resistencia hasta el extremo. En 1944, Stalin incluso decidió su supresión aludiendo su colaboración con los nazis y deportó a cuatrocientos mil de ellos a Asia Central, cuando hoy apenas si suman un millón. En el trayecto murió el 80%. Los sobrevivientes regresaron en 1957.

A diferencia de otras ex repúblicas soviéticas, a la chechenia no se le concedió su independencia al desaparecer la URSS, por lo que ésta se autoproclamó independiente en 1990 y aunque lograron que en 1992 Yeltsin retirara las tropas rusas, su incapacidad para instituir un gobierno estable, los conflictos armados internos a que dio origen la crisis política y la mafia floreciente en su territorio, justificaron que la Federación Rusa les interviniera militarmente de nueva cuenta en 1994 sin objeción alguna del resto del mundo, que lo consideró un conflicto "interno".

Esta primera guerra ruso-chechenia, que costó la vida a unos 90,000 chechenios, terminó en 1997, con la firma del armisticio que estableció la retirada de los tanques rusos y una moratoria de cinco años para la revisión de la independencia de Chechenia; pero en 1999 dio inicio lo que se considera la segunda.

En ese año los chechenios están nuevamente al borde la guerra civil, reina la anarquía y los grupos más radicales se han fortalecido. El día 6 de septiembre, una bomba explota en una unidad habitacional de Moscú y el día 13 otra, causando la muerte de unas 200 personas. El 17, el premier de Yeltsin, Vladimir Putin anuncia que el atentado le es atribuido a los grupos radicales chechenios y que el gobierno ha decidido enviar a su ejército para cercarles y evitar que la guerrilla desborde sus fronteras.

Sin embargo, más tarde, responsables del FSB (ex-K.G.B) han hecho declaraciones que hacen dudar de tal autoría, pues los han llegado a reconocer como obra de oficiales de sus servicios que buscaban presionar al gobierno de Yeltsin para relanzar la guerra.

Tras el cerco, la "operación antiterrorista" dirigida por Putin consistió en la ocupación militar y en presionarles hasta cualquier extremo - razias, detenciones en masa, tortura -, a fin de impedirles organizar cualquier operación, practicas que ellos mismos reconocieron al aceptar que violaban los derechos humanos de forma sistemática. Entonces cambiaron la táctica de las redadas conocida como zachistki, por la captura de individuos específicos.

Se dice que 3000 personas han desaparecido en Chechenia en los últimos cinco años; que los métodos y los números igualan a los de los años de las más violentas represiones de Stalin: 43 de cada diez mil habitantes, cuando con Stalin llegaron a ser 44. También se dice que el número de sus muertos supera los 50,000 de parte de los chechenios y los 11,000 de parte de los rusos. Los servicios de salud rusos registran 28,000 huérfanos y 57,000 mutilados. Medio millón de minas cercan sus fronteras; adentro nadie sabe cuántas han sido arrojadas.

El 3 de julio del 2002, en la aldea de Meskyer Yurt, 21 hombres, mujeres y niños chechenios fueron atados entre sí y dinamitados. La resistencia chechenia enardecida y convertida al terrorismo, desbordó sus fronteras regionales y se hizo presente en Moscú. Para finales de ese año, las llamadas "Viudas Negras", mujeres chechenias dispuestas a inmolarse para vengar la muerte de sus hijos, maridos y familiares, iniciaron sus acciones suicidas.


Intento comprender...
... hasta dónde llevará adelante Putín su estrategia de negarse a negociar en forma alguna con los líderes pro independentistas chechenios,
... ¿habrá algo que le reste efectividad a esta posición como el argumento político sobre el que asienta su poder?
... ¿están dispuestos los rusos a sostener con sus vidas el principio de autoridad que llevó a Putín a dejar morir ahogados a los 118 tripulantes de aquel submarino, El Kurk?
... ¿porqué igual que hace dos años, cuando lo del Teatro Dubrovka de Moscú y 130 personas murieron a consecuencia del gas venenoso utilizado para dormir a los terroristas (principalmente mujeres), al ejército ruso no parece importarle la vida de los rehenes, sino aniquilar a los terroristas - sólo cinco cadáveres presentaban herida de bala - en medio de un gran escándalo?
... ¿quién en realidad mató a esos 335 seres, a esos niños, ¿una pésima actuación de rescate? ¿los padres que el ejército no logró controlar? ¿la falta de voluntad política o la estrategia?
... ¿porqué no hablamos de ello, como cuando hablamos de Madrid?

Quiero creer que los 540 generales, oficiales y soldados rusos que renunciaron a servir en la primera guerra contra Chechenia, las madres de militares que también en ese entonces emprendieron el camino a la zona de conflicto para traer a casa de regreso a sus hijos y que hoy siguen protestando por sus muertes y una gran parte de la población civil rusa están en desacuerdo con esta guerra.

Aún espero que alguien se pronuncie por la paz a pesar del dolor en Beslan.


« (...) comprender, desde luego, no significa perdonar, como bien señalaba la intelectual judía Hanna Arendt perseguida por los nazis. Pero ayuda a racionalizar el problema y a poner los medios para que no haya pretextos para otra vez. », Genaro Chic García en su artículo sobre el 11 de marzo.
|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat