Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


24.10.04  :: 16:47

Amar es la misma cola del diablo.

Dice Santo Tomás en su Suma Teológica (II-II:153:4) que « un vicio capital es aquel que tiene un fin excesivamente deseable de manera tal que en su deseo, un hombre comete muchos pecados todos los cuales se dice son originados en aquel vicio como su fuente principal ».

Amar, si no es con profilaxis, es uno de los vicios capitales; acaso el mayor de ellos.

Al amar se cometen los siete pecados capitales, hasta terminar uno hecho un pobre diablo que se arrastra sobre su pecho, antes orgulloso, y su vientre mendicante.

Amor condusse noi ad una morte , dice el poeta...

« Amar es una cólera secreta,
una helada y diabólica soberbia.
»
« Amar es una envidia verde y muda,
una sutil y lúcida avaricia.
»
« Amar es una insólita lujuria
y una gula voraz, siempre desierta.

Pero amar es también cerrar los ojos,
dejar que el sueño invada nuestro cuerpo
como un río de olvido y de tinieblas,
y navegar sin rumbo, a la deriva:
porque amar es, al fin, una indolencia.
»

              Xavier Villaurrutia

Indolencia. El séptimo de los pecados capitales no es tan trivial como la pereza. Es la acedía. La tristeza de ánimo que aniquila cualquier voluntad por uno mismo. El tedio. El triunfo del aburrimiento - ab horreo, el horror al vacío -, un desorden del propósito de la vida.

Dante en su Divina Comedia, coloca a los indolentes, entre los que la imaginación y la sensibilidad reinan descontroladamente, a los ignavus, a los que nunca estuvieron verdaderamente vivos, entre el purgatorio y el infierno, bajo un cielo sin estrellas, como si ese fuera un buen castigo para quien las trae perdidas. ¿En cuál se habrá quedado Dante que sólo de lejos contempló el cielo de Beatrice y como cuerpo muerto cayó al escuchar de la pasión sensual de la Rimini?

Este fue el crimen de tu hermana Sodoma:... indolencia de la dulce vida (Ez 16,49).

|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat