Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


3.12.04  :: 03:25

¿Tienes audio? Entonces, con tu permiso...
VOY A CONTAR UN CORRIDO

El Exterminio de Morelos (fragmento)
Autor: Marciano Silva

Llegan á un pueblo que abandonado
sus habitantes dejaron ya,
tiran balazos, por si emboscados
los zapatistas llegan á estar;
si este saludo no es contestado
entonces entran allí a incendiar;
triunfan los leales de un pueblo aislado
al cual dejaron sin un hogar.

Uno de los episodios más sangrientos de la Revolución Mexicana sucede en 1912, año en que Zapata se rebela contra Madero al no ver, de parte del nuevo gobierno liberal, interés en devolver a los pueblos tradicionales las tierras y aguas de las que los hacendados porfiristas les habían despojado. En ese año, Madero envió al general Juvencio Robles a "pacificar" a Zapata con las fuerzas federales. El general era famoso por incendiario. Su estrategia, ya probada con los indios en el norte, consistía en la quema de pueblos para infundir terror a las comunidades. El corrido referido, se refiere a sus tácticas (en el video, se escuchan varias estrofas). Esto enardeció a los morelenses, que aún más apoyaron a su líder. Esa es la época en que los más radicales allegados a Zapata prendieron también fuego: dinamitaron y volcaron trenes e incendiaron los cañaverales, destruyendo así parte del potencial agrícola industrial del estado de Morelos (el resto se destruiría cuando los carranzistas persiguieran a Zapata), que antes de la guerra era el tercer productor mundial de azúcar sobre los huesos de un campesinado, más que proletarizado, esclavizado por su deuda perpetua con la tienda de raya.

Los corridos, bolas surianas y canciones de esa época van dando cuenta de la historia.

A Madero lo traicionó Victoriano Huerta.

  • Mataron a don Panchito...
    Y subio Huerta al poder;
    Pero el pueblo verdadero
    No dio su brazo a torcer
          (Corrido del Agrarista)
  • Pobrecito de Madero,...
    casi todos le han fallado,
    Huerta el ebrio bandolero,
    es un buey para el arado.
          (La Cucaracha)
A Huerta lo derrocaron Zapata, Villa y Carranza.

  • La cucaracha, la cucaracha...
    ya no puede caminar;
    porque no tiene, porque le falta
    marihuana qué fumar.
          (La Cucaracha)
          Sabida era la afición de Huerta por la bebida y la mariguana.
  • Huerta ya tiró las trancas,...
    se salió por un corral,
    cuando supo que Carranza
    tomaría la capital..
          (Corrido dedicado a Carranza)
  • ¡Ahora sí, borracho Huerta...
    harás las patas más chuecas,
    al saber que Pancho Villa
    ha tomado Zacatecas!

    Gritaba Francisco Villa:
    -¿En dónde te hallas, Barrón?
    Se me hace que a mí me vienes
    guango, como el pantalón.

    ¡Ay, hermoso Zacatecas!
    mira como te han dejado:
    la causa fue el viejo Huerta
    y tanto rico allegado.

    Estaban todas las calles
    de muertos entapizadas
    y las cuadras por el fuego
    todititas destrozadas.

    Andaban los federales
    que no hallaban ni qué hacer,
    buscando enaguas prestadas
    pa' vestirse de mujer.
          (Corrido de la Toma de Zacatecas)
  • Dijiste que en dos meses vencerías a Zapata,...
    y la alta aristocracia creyó tal pretensión
    pues cueste lo que cueste la paz se hará en la Patria,
    y al fin con tus petacas marchaste a otra Nación.
          (Despedida a Don Victoriano Huerta)

A Carranza lo derrotaron Villa y Zapata.

Zapata, Villa y Obregón hicieron una alianza.

Pero luego, Obregón se alió a Carranza.
Obregón venció a Zapata y a Villa.

  • De aquella gran División del Norte...
    sólo unos cuantos quedamos ya,
    subiendo sierras, bajando montes,
    buscando siempre son quien pelear.

    Ya llegó, ya esta aquí,
    Pancho Villa con su gente,
    con sus dorados valientes,
    que por él han de morir.

    Adiós villistas que allá en Celaya
    su sangre dieron con gran valor,
    adiós mi linda Ciudad Chihuahua,
    ya nos veremos otra ocasión.
          (Corrido Villista)

Carranza mandó matar a Zapata.

A Carranza lo asesinaron.

  • Duerme en paz Venustiano Carranza...
    en esa lóbrega y olvidada mansión
    donde todo mortal va y descansa,
    a donde muere todita ambición.
    De mí no esperes ninguna alabanza,
    mas tampoco esperes un baldón,
    porque en pechos nobles no hay venganza,
    solamente un eterno perdón.
          (Duelo a Venustiano Carranza)

A Villa lo asesinaron.

  • ¡Pobre Pancho Villa...!
    fue muy triste su destino;
    morir en una emboscada
    y a la mitad del camino.

    Iba dejando Parral,
    Manejando su carcacha,
    El valiente general
    autor de La Cucaracha.

    Dicen que cayó diciendo:
    -Ya Plutarco me amoló;
    De la Huerta, te lo encargo,
    Dile cómo se portó.
          (Corrido de la Muerte de Pancho Villa)

Obregón fue presidente.
Murió un millón de mexicanos,
el diez por ciento de la población.

El Corrido.
« Visión finalmente trágica de la vida. Materialmente crucificado desde su principio, el Bien del pueblo mexicano jamás baja de la cruz para triunfar. La Revolución no tiene fin, los buenos no ganan, el hambre sigue armada, el héroe no deja de morir. El corrido mexicano nos saluda escenificando la muerte y se despide sin quitarle el cuchillo a la Desgracia que lo sostiene sobre el pueblo. El corrido mexicano: pecho florido que aguarda una redención anunciada. » Linda Egan, La Revolución Mitotera: corridos de sangre y sacrificio.

|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat