Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


15.3.06  :: 22:55

Oreja es el término utilizado para designar en este país a los espías. Sobre todo a los espías y a los agentes encubiertos que al menos desde mediados del siglo pasado han colaborado con los servicios de inteligencia mexicanos principalmente para informar sobre asuntos relacionados con la seguridad de la nación y del régimen político.

Muchas cosas pudieron funcionar mal en el pasado, pero no los cuerpos de inteligencia mexicanos. Siempre han sido efectivos y discretos. Prueba de ello es lo poco que les sabemos - nada como un escándalo tipo Watergate o las confesiones de un ex-agente de la CIA-, nuestros setenta años de dictadura perfecta, la neutralización durante todo ese tiempo de la disidencia política y una "guerra sucia" de la que ya nadie se acuerda.

El surgimiento sorpresivo del movimiento zapatista puso su efectividad en duda; pero, o los rebeldes fueron muy listos o no sofocarlo fue, como algunos afirman, un acto deliberado en el ajedrez político del régimen salinista, del que se dice que planeaba prolongarse arguyendo (y procurando) inestabilidad política... Aún si de algún modo hubiera sido tolerado su crecimiento en las altas esferas, creo que no debió ser nada fácil para los insurrectos torear a los servicios de inteligencia.

Contaba un viejo amigo que por ahí de mediados de los setentas, se presentó un día en la Secretaría de Gobernación a solicitar permiso para organizar un concierto de un cantautor cubano que con el paso del tiempo se convertiría en el más emblemático poeta de la Nueva Trova. Iba acompañado de un amigo. Cuál no sería la sorpresa de ambos cuando los funcionarios para consternarles, pusieron en sus manos sendos expedientes donde con lujo de detalles se referían cosas de ellos, algunas que ni siquiera eran de su conocimiento como por ejemplo, quiénes eran los amigos de sus amigos. Y eso que no eran activistas, sino músicos y que aún no eran de uso común las computadoras.

Todo esto viene a colación porque, mientras mi correo se llena de spam y de chistes sobre López Obrador y de encomiosas misivas para votar por Felipe Calderón, el Gobierno Federal anuncia la puesta en marcha desde este mes del programa denominado "Blindaje Electoral en el Sistema de Correo Electrónico" a través del cual se interceptará, almacenará y eventualmente se castigará tanto el envío como la recepción de correos electrónicos que se hagan hacia o desde cuentas oficiales de Internet y que lleven "palabras relacionadas a los tiempos electorales que vivimos". ¡Échate ésa!

El programa, escribe en Astillero, Julio Hernández López, ha provocado « angustia en trabajadores federales a quienes se ha advertido que por el hecho de recibir, en direcciones electrónicas oficiales, comunicaciones con carga electoral -así fuese el llamado correo basura, spam- verán abrirse en la Secretaría de la Función Pública un amenazador expediente a su nombre con esos correos marcados », y no es para menos.

La pregunta que me hago es, qué es lo que buscan prevenir, no sólo con censura, sino hasta con amenazas a la evaluación laboral de los funcionarios públicos.

Si la Secretaría de la Función Pública busca impulsar la mejora de la calidad en la gestión pública y abatir la corrupción, ¿contribuirá a ello el espionaje de toda su correspondencia para detectar y consignar a los que crucen ideas politicas? ¿Qué es lo que deberá ser consignado? ¿Lo decidirán los filtros automáticos o censores y de qué tipo?

Podría entender que se pidiera a los funcionarios no utilizar su correo institucional sino exclusivamente para cuestiones de trabajo por cuestiones de seguridad o tráfico. Pero esto no se refiere a cuestiones técnicas sino a contenidos. Por otra parte, si hablamos de PEMEX, como es el caso que cita el periodista, la medida afecta a miles de empleados que representan un gran porcentaje del 17% de la población mexicana con acceso a internet.

A mí el tema me parece delicado, sobre todo porque siembra un precedente de censura y coerción y por un tema político y en la red.

Creemos que las pesadillas están lejos. Pero a decir verdad, estamos enredados en ellas. Hablamos uno con el otro sin vernos, encerrados en nuestras caballerizas, y vertimos nuestras palabras, nuestras letras y nuestros números en las venas de este animal que en cada pared tiene sus ventosas y es todo oídos. Poco a poco cobra vida. Creemos que es allá en China o en Irak o en USA o en Cuba, pero ¡qué va! En todos lados se cuecen habas y aquí ya hay pájaros en el alambre... u "orejas" electrónicas.

|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat