Asakhira
Explorando territorios Patricia @révalo
Vamos siendo nuestra propia isla,
arriesgando leyendas
sobre los límites del mundo ...
                           Teresa Melo, Cuba


14.5.06  :: 12:55

« You take my life when you doe take the meanes whereby I liue »
(Me quitas la vida, si me quitas los medios por los cuales vivo)
William Shakespeare, El Mercader de Venecia.


Derecho es lo que no es torcido.

Conceptualmente, derecho es lo que es justo y lo que es legítimo.

El ser humano arregla sus conflictos, por las buenas, haciendo acuerdos, alianzas y pactos; o por las malas, violentando a sus adversarios.

La paz es un estado donde los conflictos se resuelven sin recurrir a la violencia.

Y para no recurrir a la violencia, el ser humano

negocia, media, arbitra, dialoga, concilia, reconcilia, perdona, coopera

y escribe normas, donde codifica - lo mejor que puede - el modo justo y legítimo de resolver los conflictos que tiene con sus semejantes; y las llama Derecho.

Un Estado se encuentra en Estado de Derecho cuando toda acción estatal está subordinada al conjunto de normas que las personas que tienen personalidad jurídica ante él aceptaron como comunes, cuyos principios provienen de las luchas, acuerdos y equilibrios resultantes de su interacción como sujetos políticos; y cuyo fin es plasmar el concepto de justicia, las tradiciones y los razonamientos que conforman el patrimonio moral y político de su sociedad.

Por lo tanto el Estado de Derecho es un estado propicio para la paz. No la paz.

No puede ser la paz cuando hay conflictos que no tienen solución dentro de su marco.

Ni puede ser la paz cuando las normas no representan a todos los sectores sociales que conforman al Estado; cuando las normas no son democráticas porque hubo quienes en su desarrollo no tuvieron personalidad jurídica; cuando hubo intereses olvidados o pisoteados.

Lo que como sociedad hemos logrado en cuestiones de Derecho, es perfectible. No infalible (como alguna vez se creyó del Papa), ni carente de vicios y yerros.

Las manifestaciones sociales, como la de Atenco, señalan que hay dolor en este México y que necesitamos negociar, mediar, arbitrar, dialogar, conciliar, reconciliar, perdonar, cooperar ... y legislar de un modo más democrático.

Grupos como los neo-liberales, han tenido su turno de manifestar sus necesidades jurídicamente y han pugnado por plasmar en nuestro Derecho normas que zanjen sus necesidades (sobre todo las enfocadas al crecimiento económico). El dinero les da voz y voto.

Otros grupos, no. La única voz que tienen se las da el alboroto.


Habitantes de Xalatlaco, en el estado de México, durante una protesta por la tenencia de la tierra.
Foto: Francisco Olvera, La Jornada, 14 de mayo

Estas minorías, son la gran mayoría de los mexicanos. Su necesidad es sobrevivir y hay dos modos de resolver conflictos ... de poner derecho lo que está torcido.

Es lo natural. Nadie se va a dejar aniquilar sin siquiera levantar las manos.

Por otra parte, ¿qué legitimidad tiene un Estado que ante el conflicto no se sujeta al Estado de Derecho que pretende defender, sino que ultraja, veja y solapa violaciones sexuales para avasallar a los sublevados?


Detención de un hombre desconocido en San Salvador Atenco
Foto: D.R. 2006 Ratón Maicero

¿Qué se puede esperar de los partidos políticos si el gobierno federal panista, el gobierno estatal príista y el gobierno municipal perredista, los tres estuvieron de acuerdo en ejercer violencia en contra del pueblo?¿Qué se puede esperar de sus candidatos a las próximas elecciones presidenciales, si los tres son unos totalitarios?

Y como siempre, a la violencia se suma la agresión sexual a las mujeres.

Este es el México que los países latinoamericanos acordaron apoyar para presidir el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

  • « Nada nos podrá sanar el abuso sexual y la violación, fuimos tocadas, pellizcadas, pateadas, golpadas con puño, tolete, macana y escudo en nuestros senos, nalgas y genitales, mientras seguían amenazándonos fuimos mordidas en senos, pezones, orejas, labios, lengua, etc., unas penetradas con dedos y objetos, algunas obligadas a hacerles sexo oral, mientras se burlaban de nuestra condición de mujeres.
    « A pesar de los abusos a los que fuimos sometidas, seguimos siendo víctimas de negligencia médica, algunas debimos ser vendadas y curadas desde el día que llegamos, algunas tenemos infecciones vaginales, algunas tenemos infección en las heridas, otras que no podemos ni sentarnos aún por todos los golpes recibidos ... »
    Carta firmada por las mujeres presas politicas, Santiaguito, Almoloya 12 de mayo de 2006
  • Carta en solidaridad con las mujeres agredidas por la policía
|

























Los Enlaces




Donde El Viento No Tiene Prisa



Donde Se Detuvo El Viento



Sitios de Información



Sitios para Ver, Leer
y Seguir Buscando



El Archivo



El Fondo



Servicio suministrado por FreeFind






Las Aguas

Blogs México
Bitacoras.com
Blogueratura.com



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.






[Powered by Blogger]
Weblog Commenting by HaloScan.com
Links
Shirin Neshat